Los efectos de la reforma fiscal en las familias españolas

cuentas

El Gobierno ha llevado a cabo recientemente una reforma fiscal que afecta a la totalidad de la población de una forma o de otra. Entre las medidas que se han tomado, se encuentra la bajada del IRPF en una media de 12,5%, bajada que se prolongará hasta el próximo año 2016.

Esta reforma, que aun se encuentra en la fase de borrador, por lo que aun podría sufrir algunos cambios, entraría en vigor de manera escalonada entre el año 2015 y 2016. Los cambios, supondrían variaciones en algunos sectores de la población como las familias con personas discapacitadas, los consumidores o los autónomos.

En lo que refiere a las familias con personas discapacitadas a su cargo, podrán cobrar por anticipado una deducción de 1.200 euros anuales en el IRPF, a razón de 100 euros mensuales. Esta medida es aplicable a las familias que cuenten con un miembro discapacitado, ya sea hijos, padres, madres o abuelos dependientes con una discapacidad mayor del 33%.

Las familias numerosas también encontrarán modificaciones. Éstas tendrán derecho a una ayuda de 100 euros mensuales. También podrán beneficiarse de esta cuantía las familias con más de cinco hijos, aquellas que tengan cuatro y al menos tres por parto o adopción múltiple, o con cuatro hijos e ingresos anuales no superiores al 75%.

Para el resto de familias, el IRPF eleva los mínimos una media del 32%. Por el primer hijo se incrementa un 30,7%, lo que supone un aumento en 564 euros hasta los 2.400 anuales. Para el segundo hijo se eleva un 32,3% más, 660 euros hasta los 2.700. En lo que refiere al tercero, el incremento es de un 8,9%, 328 euros hasta los 4.000. Cuando la familia cuenta con un cuarto descendiente, se aumenta un 7,6%, lo que supone 318 euros hasta los 4.500.

En este punto, cabe destacar los cambios específicos en el IRPF. Para una persona que gana menos de 12.450 euros, el tramo del IRPF que tendrá que pagar bajará al 20% en 2015 y 19% en 2016, frente al 24,75% en el que se encuentra en la actualidad. Las rentas entre 12.450 euros y 20.200 euros, el IRPF bajará al 25% en 2015 y alcanzará el 24% en 2016.

Las rentas entre 35.200 y 60.000 euros, tributarán al 39% en 2015, para hacerlo al 37% al año siguiente. Por otra parte, las rentas que superan los 60.000 euros, tributarán al 47% en 2015, que llegará al 45% en 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *